Religiosidad Popular

El año 2.002 la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos publicó un Directorio sobre la piedad popular y la liturgia, donde se señala su importancia (nº 1):

“En el asegurar el crecimiento y la promoción de la Liturgia, ‘la cumbre a la cual tiende la actividad de la Iglesia y, al mismo tiempo, la fuente de donde mana toda su fuerza’, esta Congregación advierte la necesidad de que no sean olvidadas otras formas de piedad del pueblo cristiano y su fructuosa aportación para vivir unidos a Cristo, en la Iglesia, según las enseñanzas del Concilio Vaticano II.”